Los principios POUR de accesibilidad, para diseñar cursos eLearning INCLUSIVOS

Para crear cursos integrales y lograr los resultados de capacitación deseados, las empresas deben adoptar principios vitales de accesibilidad. En este artículo, se describen los principios POUR para que pueda comenzar a diseñar cursos de aprendizaje inclusivos.

Asha Pandey es la principal estratega de aprendizaje (Chief Learning Strategist) en EL Design y nos comparte los  principios POUR para lograr cursos accesibles.

¿Qué pautas debes seguir al crear cursos accesibles?

Si alguna vez te preguntaste qué pautas seguir al desarrollar contenido de aprendizaje electrónico accesible, entonces los 4 principios de accesibilidad son un excelente lugar para comenzar. Hay 4 principios generales que proporcionan un marco para su contenido a lo largo de las fases de redacción, desarrollo y prueba de su curso.

Las Pautas de Accesibilidad al Contenido Web (WCAG), elaboradas por el Consorcio World Wide Web (W3C) especifica que el contenido de eLearning debe ser Perceptible, Operable, Comprensible y Robusto se ahí sus siglas en inglés (POUR), conozcamos cada una:

1. Perceptible.

Comenzando por el nivel más básico, los usuarios deben ser capaces de procesar la información. La información que no se presenta en un formato procesable no es accesible. Esto significa proporcionar texto para quienes no pueden oír y audio para quienes no pueden ver. No significa crear audio para todo el texto, pero el contenido debe ser consumible por lectores de pantalla y otras tecnologías de asistencia.

Algunas de las mejores prácticas para cumplir con este principio son:

  • Incluir información que no sea de texto; por ejemplo, los botones de radio o casillas de verificación deben tener sus etiquetas correspondientes;
  • Si una imagen sirve como enlace, se debe proporcionar una descripción de texto alternativo para su propósito;
  • Los videos deben ir acompañados de voces en off, subtítulos y describir adecuadamente el contenido.
  • Todos los encabezados y listas tienen que estar codificados; por ejemplo, <h1>, <h2> para encabezados y ul>, <ol> para listas.
  • Ciertos fondos también pueden causar incomodidad (p. ej., para usuarios disléxicos), así que considere usar tonos claros.

2. Operable

Para los usuarios debe ser muy fácil usar cualquier curso de eLearning, hacer clic en los botones y enviar respuestas a las preguntas del cuestionario. Deberían poder navegar por el curso y hacerlo sin depender de un mouse o trackpad, deben poder hacerlo con el uso del teclado o lector de pantalla.

Algunas de las mejores prácticas para cumplir con este principio son:

  • Ten una navegación consistente y los botones de navegación deben ser lo suficientemente grandes para que los alumnos puedan hacer clic fácilmente en el botón.
  • Proporciona indicadores de progreso, pero evite tiempos de finalización ajustados que presionen a los alumnos.

3. Comprensible

Abstente de usar jerga. El contenido debe ser comprensible y debe explicar las palabras que probablemente no sean familiares para los usuarios. Esto significa que el contenido y las instrucciones deben ser claras y concisas.

Algunas de las mejores prácticas para cumplir con este principio son:

  • Abstente de usar efectos de texto como sombras o brillos que dificultan aún más la lectura de los alumnos;
  • Para imágenes de texto, el texto tiene que ser nativo en HTML. El contenido debe estar disponible cuando los alumnos deseen cambiar el tamaño del texto (zoom); debe ser claro y legible;
  • Utiliza instrucciones como «Seleccionar» en lugar de «Hacer clic» y evite las instrucciones con las que el alumno necesitará interactuar únicamente en función del color o la ubicación;
  • Evita abreviaturas o siglas. Separa el contenido en términos de párrafos de un máximo de 4-5 líneas, y mantener los puntos clave al inicio del párrafo.

4. Robusto:

Tu contenido debe ser lo suficientemente sólido o robusto como para que pueda ser interpretado de manera confiable por una amplia variedad de tecnologías de asistencia. Esto significa usar buenas prácticas de codificación bien probadas. El usuario debe poder confiar y utilizar todos los botones y enlaces con éxito, sin problemas técnicos.

Algunas buenas prácticas que puede aplicar para este principio son:

  • Prueba el curso con el lector JAWS o cualquier otra tecnología de asistencia;
  • Considera agregar documentos PDF que ayuden a los estudiantes que tienen dificultades con la navegación o las interacciones, pero solo cuando sea necesario.

No te detengas en lo básico, sigue mejorando sus etapas de creación de contenido de aprendizaje electrónico accesible. Continúe profundizando en estos criterios de éxito para la accesibilidad. Hemos conocido brevemente los principios POUR para mejorar la accesibilidad de los cursos eLearning, te invito a verificar si faltan funciones de accesibilidad en tus cursos actuales e identifica los próximos pasos que vas a tomar para asegurarte de que tus cursos sean accesibles para todos sus usuarios.